Somuchmore, el Uber de los gimnasios, llega a Madrid

Del mismo modo que el gigante Uber establece una red de transporte conectando a pasajeros y conductores de vehículos registrados en la aplicación, Somuchmore propone una herramienta inspirada en el mismo modelo, pero vinculada a los amantes del deporte. Este novedoso concepto, que ahora llega a Madrid, tras triunfar en ciudades europeas como Berlín, Londres o París, consiste en una tarjeta que da acceso a unas 4.000 clases cada semana en más de 150 centros deportivos. El club permite renunciar así a un único gimnasio para acudir -previa reserva- a todos los que pertenezcan al sistema.

Así se abre un abanico de posibilidades y de horarios más amplio.Yoga, electroestimulación, meditación, fitness, pilates, Zumba, artes marciales y un largo etcétera en un sólo pase, con la ventaja de estar cerca del trabajo o de casa, según convenga. “Con un enfoque global como éste, en el que no te limites a una sola disciplina y además lo acompañes de bienestar y alimentación, puedes recuperar el equilibrio de tu día a día, dedicar más tiempo a ti mismo y no tanto a los demás e inspirarte y descubrir hasta dónde puedes llegar”, opina Miquel Artero, cofundador y director de Somuchmore.

Acaba de arrancar en la capital y ya forman parte del proyecto Reebok Sports Club (en La Finca y Centro Comercial ABC Serrano), Yoga Studio Marta Mahou, City Yoga, Master Pilates, Le Max Wellness Club, Yoga Revolution, Paidesport, DC Crossfit, Danza Duque o Sport Mind Club, entre otros. La próxima ciudad será Barcelona, donde esperan poder iniciar la actividad a comienzos del otoño. “Me parece un gran momento en el que la salud por fin nos preocupa y, además, lo hace desde un punto de vista positivo y con hábitos proactivos. Hasta el momento, la salud partía desde un punto negativo: estoy enfermo y voy al médico, o tengo sobrepeso y me pongo a dieta. La idea es abrazar un estilo de vida activo y saludable en el que realizar actividades físicas, cuidar el bienestar de cuerpo y mente y alimentarse de manera correcta no sea visto como un esfuerzo para corregir algo, ¡ya somos perfectos, sólo debemos encontrar herramientas para llegar a nuestro máximo potencial!”.

somuchmore, el uber

Un modelo escalable

Los obstáculos surgen diariamente, “desde problemas técnicos hasta la resistencia al cambio de nuestra sociedad”, desliza Artero. Para subsanarlos, tratan de conocer bien a su público y visitar regularmente los centros y a cada entrenador “para garantizar una experiencia Premium”. “A todo el mundo con el que hablamos le encanta la idea y los socios están muy satisfechos, es importante dar un mensaje claro acerca del funcionamiento del servicio y, después, ofrecer un gran apoyo al cliente y no dejarle solo ante muchas actividades”.

Alexander Argyros, otro de los fundadores de Somuchmore, cuenta que su filosofía está basada en en el Holismo -búsqueda del equilibrio entre cuerpo, espíritu y alma- , y aboga por la combinación de ejercicio físico, meditación y alimentación saludable: “Creemos que la forma física y mental van completamente de la mano. Por ello Somuchmore va más allá del simple fitness”.

El proyecto quiere revolucionar la rutina deportiva española. Hasta la fecha, lo habitual era hacerse un socio de un único club para realizar todas las actividades en él. Ahora, por un precio de 79 euros mensuales -sin cuotas o matrículas-, estos emprendedores dan acceso a una comunidad que muy pronto permitirá interaccionar con centros incluso de distintos países. Por eso Artero y su equipo miran al futuro con optimismo: “La respuesta de la ciudad de Madrid está siendo espectacular. A este ritmo estaremos dentro de muy poco en todas las ciudades españolas. Se trata de tener más libertad de movimiento, adaptarse a nuestro estilo de vida”.

http://www.elmundo.es/tendencias/2015/08/19/55d31b2222601d38318b4578.html